Sunday, February 12, 2006

LLUVIAS ÁCIDAS POR FANNY JEM WONG



LLUVIAS ÁCIDAS

I
EUTANASIA

Fría mañana de lluvias ácidas,
en la que se desprenden del cielo dagas.
Masacre sangrienta de terroríficos cantos,
anuncian la agonía de unas manos .
Los ojos perdidos, extraviados
divisan círculos,
enormes curvas distorsionadas.
El cráneo alucinado es sacudido,
inflamado por mil pensamientos de muerte.

Nutren la linfa, desasosiego y angustia ,
envenenando las heridas que gimen.
¡Cállate! ¡Cállate por Dios!
Precioso mal que fuiste cura y muerte.
Todo gesto, es un latigazo que destroza,
él que fue, de los amores el más puro.

De las manos del poeta dolor,
ninguna ofensa para quien fuese el sol .
Infectada esta su alma, cae a pedazos,
desprovista de armaduras, se disgrega.
Páramo de muerte, viña dolorosa,
eutanasia de soledades,
trinan lamentos.

II
AGONÍA

Fría mañana de lluvias ácidas,
será acusado, juez, fiscal
y verdugo de su inconsciencia.
Arrasados serán sus versos
hacia un universo de vacíos
y oscuros silencios.
Recogerá sus pesados pasos,
y de cada rosa seca,
hasta el último pétalo negro.
Sin arrepentirse de nada de lo escrito
sobre cada piedra de sus laberintos.

Sin arrepentirse de las imágenes pintadas
en cada espejo, en cada mente.
¡Silencio! ¡Silencio por Dios!
Que el poeta y su creación
están muriendo.
¡No respiren! ¡No murmuren!
Ni siquiera lloren,
es solo una bestia que agoniza.

Un espectro, una sombra cabizbaja,
un despojo, un cadáver en agonía.
Con saña y precisión
se inyectó el corazón de sales,
dolor y desventuras.
Suenan los cuernos,
anuncian su muerte,
quién fuera canto ya es silencio.

III
EL RICTUS

Fría mañana de lluvias ácidas,
turbulencia en los cielos.
¡El poeta ha muerto!
Limpian el cadáver
pequeños hombrecillos,
que bajan del triste limonero.
Restriegan compuestos mágicos ,
sobre la pálida y fría piel del difunto .
¡Silencio!
Se inicia entre cantos,
un proceso extremadamente
abominable.

Su cuerpo antes danza de estrellas
se tornará rígido y sólido,
fuerte roca .
Brochas de cera y concreto
recorrerán su rostro,
eternizando una sonrisa .
Colorantes de rojas rosas,
le pintaran las mejillas
y los carnosos labios .

Manos diminutas de artistas,
darán vida por siempre
a sus carnes muertas.
Fluidos y materia sólida
extraída del cadáver
fertilizaran las tierras.
Para dar vida a futuros bosques
que cantaran eternamente su poesía

JEM WONG
12.02.06


No quiero que me entierren, tan solo adornen mis cabellos con rosas amarillas .
MI POESÍA SOY YO
FANNY JEM WONG