Saturday, February 27, 2010

A LA PÚDICA AMADA POR ANDREW MARVELL



A LA PÚDICA AMADA


Si universo y tiempo nos sobrara, No sería un crimen tu pudor, Señora. Sentados, apaciblemente pensaríamos Cómo pasar nuestro amoroso día. Tú, en las índicas orillas del Ganges Hallarías rubíes: yo, lamentos Junto al azulado Humber. Te hubiese amado diez años antes del diluvio, Y tu podrías rechazarme, si quisieras, Hasta la conversión de los judíos. Mi vegetativo amor crecería Más vasto que un imperio. Pasaría cien años de mi vida Celebrando tus ojos y tu frente; Doscientos adorando cada seno, Y treinta mil para el resto; Dedicaría un siglo a cada parte, Para llegar, finalmente, al corazón. Tú, señora, eres merecedora de este culto, Y yo, por menos, nunca te amaría.

Andrew Marvell

Saturday, February 20, 2010

GUÁRDAME DE LOS VIENTOS POR CARLOS CASTRO SAAVEDRA

 

GUÁRDAME DE LOS VIENTOS


No me dejes partir, no me abandones,
átame a tu cintura con tus brazos,
y aléjame los buques de la cara
con tus suspiros y tus aletazos.
Rodéame de ti, de tu ternura,
de tus palomas y de tus espinos,
para que no me llamen los países,
para que no me escriban los caminos.
Tengo toda la noche de tu pelo
para embarcarme en ella, tristemente,
y alejarme un momento, con las manos,
de las orillas de tu continente.
Puedo andar por mi frente, por la tuya,
con gestos numerosos y mundiales,
y me siento más hondo en tus entrañas
que en los naufragios y en los funerales.
Quiero quedarme en ti, quiero que me ames
y que me arrojes besos como escalas,
siempre que me desprenda de tus labios
y me crezcan los viajes y las alas.

AUTOR: Carlos Castro Saavedra

Friday, February 19, 2010

ANTES DE QUE LA NOCHE



ANTES DE QUE LA NOCHE


Hoy te estrenas de mujer
entre vetustos algodones,
acomódate en las planicies de mi abdomen,
vela tu mirada a la viejas traiciones,
hoy te resucitas a la vida
y al goce de nuevas sensaciones.

Es tan grande mi deseo
tan inmensa mi locura
que al admirarte me enloquezco.
Quiero que se pierda mi boca
entre los orificios de tu cuerpo
que mi lengua humedezca
tus senos erectos,
que su cálida humedad
se entremezcle con tus efluvios,
arrodillarme ante ti,
y mientras acaricias mis cabellos
apresados entre tus ingles acogedoras
me embriague de ti
hasta saciar mi sed
y tu deseo.

Esta noche te soñaré entre mis sábanas
sueños húmedos donde se bañan mis soledades
sueños mecidos entre suspiros
al ritmo lento de tus ternuras.

Soñaré ser tu almohada
donde reposa tu cabeza,
soñaré ser tu colchón
donde reposa tu cuerpo
y soñaré ser tu cuna
donde se mecen tus deseos.

Y soñaré que te hago mía
que ingreso en ti
resbalando entres los dulces efluvios
de la urna donde escondes tu tesoro,
navegaré hasta el infinito fondo
donde se encrespan los espasmos
y a coro cantaremos
entre gemidos y suspiros
los gozos que el uno al otro
nos regalamos.


FUENTE
http://www.jrvarela.net/poemaseroticos.htm