Google+ Followers

Tuesday, August 09, 2011

ARTE DANILO MARTINIS
























MARIO H. RUSSO - HASTA MAÑANA AUTOR: MARIO BENEDETTI




AUTOR: MARIO BENEDETTI RECORDANDO CON TODO CARIÑO Y RESPETO AL GRAN MAESTRO MARIO BENEDETTI
Nació en Montevideo el 14 de septiembre de 1920, en Paso de los Toros, Departamento de Tacuarembó, República Oriental del Uruguay. Entre 1938 y 1941 residió casi continuamente en Buenos Aires.

En 1945, de vuelta en Montevideo, integró la redacción del semanario Marcha. En 1949 publicó Esta mañana, su primer libro de cuentos y, un año más tarde, los poemas de Sólo mientras tanto. En 1953 apareció su primer novela, Quien de nosotros....pero fue con el volumen de cuentos Montevideanos, publicado en 1959, que tomó forma la concepción urbana de su obra narrativa. Con La Tregua, que apareció en 1960, Benedetti adquirió trascendencia internacional.

Thursday, August 04, 2011

IMAGINACIÓN Y REALIDAD DOS MUNDOS POR EL LIC. YASSIN KAOUD



IMAGINACIÓN Y REALIDAD DOS MUNDOS
LIC .YASSIN KAOUD
 
¿Podría el hombre no tener imaginación? Desde el inicio de su existencia, el hombre no ha dejado de imaginar. Siempre llamó la atención la frase famosa de Albert Einstein “La imaginación es más importante que el conocimiento”; esta frase tiene muchas connotaciones filosóficas,  pero aquí solo nos referiremos a la imaginación como una actividad ficticia diferente de la realidad.

La mayoría de personas entiende la imaginación como la acción y efecto de fingir o tratar de dar existencia  a algo que no lo tiene en la realidad, donde los sucesos son ficticios, fingidos y producto de una invención. La actividad imaginativa se caracteriza por la capacidad de crear mundos fantásticos,  se entiende que es un proceso por el cual se crean imágenes mentales de situaciones, personas, objetos, que no se encuentran presentes, allí no existen límites ni restricciones, tratándose no solamente de una representación y actualización del pasado, sino también de una proyección y anticipación del futuro donde se construyen utopías, procurando liberarse del estrecho horizonte del presente. En este entendimiento no debe confundirse esta actividad con las alucinaciones que podrían ser producto de alguna enfermedad.

Existen muchas clases de imaginaciones como las auditivas, visuales, gustativas, olfativas, táctiles. etc.  También hay distintas modalidades de esta actividad, una de ellas es la fantasía del temor cuando el mundo real y los fenómenos de la naturaleza nos infringen miedo y tememos enfrentarnos a ellos. El miedo puede ser muy variado: miedo al fracaso, al destino, a la derrota, a la lucha por la vida, a no encontrar solución a la muerte y como consuelo el hombre busca explicaciones en el más allá. Alguna vez la imaginación llevó a la creación de la religión, pero ésta lejos de conocer la realidad de dios y sus fuentes de poder, se limitó a conocer los atributos divinos mediante indicios.
  
Otras son las fantasías diurnas o soñar despierto, las cuales son formas de actividades en las que el hombre crea un mundo propio distinto de los demás, suele refugiarse en él y dar imaginación a sus frustraciones huyendo de las incomprensiones del mundo real y objetivo.

Las fantasías creadoras que se conocen como la capacidad de poder crear una imaginación que no ha sido percibida anteriormente, tiene un carácter cognoscitivo del mundo, que no es posible sin la experiencia pero que es una manera de transformar la realidad. Por ejemplo en el arte y las obras literarias  o cinematográficas narran sucesos imaginarios (ficticios), pero en  el caso de una investigación periodística o documental se trabaja con elementos pertenecientes a lo verídico, también tenemos las obras del periodismo narrativo que combina elementos ficticios con reales, en la literatura el mundo del lector que es real y el de la orbe de la novela es mundo ficticio y se presentan como dos mundos incomunicados. Sin embargo, para concretizar las ideas producto de la imaginación, se parte de una suma de conocimientos adquiridos del mundo real.


                                                                                                   Lima 4 de agosto de 2011