Google+ Followers

Wednesday, March 12, 2014

Despertando por Enrique Bustamante.



Despertando
(EB- julio 2005)

Amor,
empezaré por decirte que tus manos como girasoles
miran con su tersura al sol
tu cuerpo guarda más virtudes que pan caliente de cada dìa
tu mirada atraviesa mi sombra
inspeccionando lo más profundo del alma
desnudando pecados, lavando mi fe perdida
cubriéndome de ese halo de amor que posees sólo tú.
Dudas
no crees en un amor que se presenta prohibido
porque mis palabras te enmudece
cierra mi figura tus ojos
saturo con mi perfume el olfato adolescente de tu cara
mi música suena lejana, distante, ajena, extraña, a la vez que galante.

Aún no te maravillas con los colores y las formas de mis cuadros
ni te explicas el por qué
mi aliento sume en tristeza los jardines de esta ciudad.
Te sorprende tan de repente un mundo grande, bello exclusivo para ti
un galaxia donde sólo mora nuestro amor
y las cenicientas no existen
ni Blanca Nieves tiene enanos.

Aún no logras entender que la fecha llegó y el carruaje espera
tenemos y debemos partir al infinito donde las hadas son mágicas
donde las estrellas no las vemos
pero están allí para alumbrar nuestro lecho
y millones de lucecitas servirán como almohada
para que nuestras manos se deslicen dibujando tu cuerpo y el mìo
para que nuestro movimiento sea uno en dos que se aman
para que el aroma de tì, se confunda con otros agradables aromas

Y pueda seguir soñando, amándote en la madrugada y en la noche
besándote cada poro de tu piel bronceada por el capricho que la vida no te obsequió
pueda seguir soñando que estás aquí a mi lado, sentada, con tu sonrisa de niña, con tu mirada triste
triste como estoy ahora
triste como son los campos cuando el verde se aleja
triste como cuando se llevan a tu preciado hijo lejos
triste como cuando la tristeza forma parte de tu cotidiano existir
triste hasta que aturden tus sentidos
y tus piernas no danzan
y los golpes son bajos.
Post a Comment